Probióticos, prebióticos y nutracéuticos

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias, levaduras, virus, hongos...). También se les llama "bacterias buenas". Esta colonia de bacterias vivas nos permitirá, durante las fases de digestión, transformar ciertos alimentos y extraer vitaminas, oligoelementos esenciales así como sustancias imprescindibles para la plena salud del organismo.

Sin embargo, el equilibrio de estos ecosistemas puede verse alterado por la toma de antibióticos o una mala alimentación, por ejemplo. Así, la destrucción de las "bacterias buenas" de la microbiota puede favorecer la aparición de ciertas enfermedades o micosis.

A nivel de la microbiota intestinal, hay unos 100.000 billones de microorganismoss, lo que la convierte en la microbiota más importante del organismo. De hecho, la microbiota está implicada en muchos fenómenos, entre ellos 

- Inmunidad: las bacterias de la flora intestinal participan en la función de barrera del intestino impidiendo la colonización por especies patógenas.
- Digestión: las bacterias de la microbiota pueden fermentar alimentos no digeribles, producir vitaminas, digerir fibras...
- Algunas patologías: un desequilibrio de la microbiota intestinal está asociado a enfermedades, como las enfermedades inflamatorias del intestino (enfermedad de Crohn), pero también a la diabetes.

Por lo tanto, el consumo de probióticos es una buena manera de restablecer cierta armonía. 

Las fuentes naturales de probióticos se encuentran en nuestra dieta. Consumimos probióticos todos los días, sin saberlo, especialmente en productos fermentados. La fuente alimentaria más conocida de probióticos es el yogur. Los quesos no pasteurizados, como el Gouda, el Gruyere y el Cheddar, se envejecen para favorecer la producción de probióticos naturales. Los probióticos también se encuentran en ciertos alimentos de todo el mundo, como el chucrut, los encurtidos, el miso, el kéfir, la kombucha y el kimchi.

Estas bacterias buenas ayudan a las bacterias ya presentes en el intestino. Combatirán los patógenos, mantendrán o restaurarán el equilibrio de la flora intestinal y garantizarán que la microbiota sea lo más diversa posible.

Diferentes tipos de probióticos

Hay muchos tipos diferentes de probióticos. Las familias más utilizadas en los suplementos dietéticos son Lactobacillus y Bifidobacterium.

Cada familia incluye diferentes especies y cada especie tiene muchas cepas que realizan diferentes funciones y cuya eficacia ha sido probada científicamente por numerosos estudios clínicos.

¿Qué son los prebióticos? 

Es importante definir el término prebiótico, también llamado "fibra", que todavía es poco conocido e incluso se confunde con el término probiótico con el que está estrechamente relacionado. Los prebióticos son sustancias químicas inactivas. Representan el "alimento" de los probióticos. Los probióticos no necesitan necesariamente los prebióticos para vivir, pero la adición de prebióticos favorece el crecimiento y la eficacia de las bacterias, permitiéndoles realizar su función beneficiosa para la salud del huésped.

Los prebióticos son, por tanto, compuestos alimentarios esenciales para el crecimiento o la actividad de los probióticos. Entre los alimentos prebióticos más comunes están los plátanos, el ajo, la piel de la manzana, las judías, las cebollas y muchos otros. Las fibras prebióticas atraviesan el intestino delgado y fermentan en el intestino grueso, lo que resulta muy beneficioso para las colonias bacterianas y mejora la cantidad de bacterias que es esencial para un intestino sano.

La combinación de probióticos y prebióticos se denomina simbiótica.

¿Qué son los nutracéuticos? 

"Medicamentos en estado natural"
El término nutracéutico procede de la contracción de las palabras "nutrición" y "farmacéutico". Se refiere a una sustancia extraída de un alimento que tiene un efecto positivo sobre la salud.

Los nutracéuticos son compuestos naturales activos presentes de forma natural en los alimentos que tienen un efecto beneficioso o protector para la salud, como vitaminas, minerales u oligoelementos, ...

Pueden mejorar, prevenir y reducir el riesgo de diversas enfermedades y patologías.

Esta sustancia puede encontrarse en forma de comprimidos, polvos o complementos alimenticios. En estos casos está concentrada y proporciona efectos beneficiosos para el organismo.

¿Le interesa el tema? 

¿Desea una formación específica para usted o su equipo sobre este tema? 

No dude en ponerse en contacto con nosotros.